Temas

Huesitos saludables, una alternativa ligera para el paladar | Dietista en Vigo

07/02/2021 · Recetas

Nos gusta lo crujiente, el chocolate y los rellenos de lo más goloso. Nos gustan las chocolatinas tradicionales que nos han acompañado, por desgracia, desde nuestra niñez. Los Kit-Kat, los Kinder Bueno, los twist... ¿te suenan verdad? 

Son productos tremendamente palatables que actúan en nuestra cabeza mediante el deseo, la apetencia y el placer momentánea que producen en nuestro paladar. El problema de todo esto, no son sus calorías. El problema es la cantidad de productos poco aptos para la saluda con los que son elaborados: aceites vegetales hidrogenados, harinas refinadas, azúcar... 

Si le damos una vuelta y los elaboramos nosotros en casa... podemos conseguir un resultado muy parecido pero mucho más saludables. Por esta razón, hoy te traigo una receta de huesitos saludables que no tienen nada que envidiar a los procesados. Además, tú decides el relleno... experimenta y disfruta. 

Ingredientes: 

  • 1 tableta de chocolate mínimo 72% de porcentaje de cacao.
  • Galletas de obleas (las típicas de los helados de corte) o pan wasa. 

Como mínimo te harán falta estos dos ingredientes. A mayores puedes rellenarlo de otras opciones, crema de cacahuete, mermelada de fresa, pasta de dátil... Deja volar tu imaginación. 

Elaboración:

  1. Derretimos el chocolate negro en el microondas. Debemos hacerlo de 30 en 30 segundos, y vamos comprobando si se ha derretido para que no se queme.
  2. Con una cuchara untamos una oblea/pan wasa de chocolate o el relleno que hayamos elegido, colocamos otra galleta encima y repetimos el proceso una vez más. En total, 3 obleas.
  3. Cuando tengamos todos los huesitos montados, los colocamos en un plato o bandeja y los metemos en el congelador durante 5 minutos.
  4. Retiramos del congelador y con un cuchillo afilado, cortamos cada bloque en dos. A continuación, los cubrimos de chocolate y los vamos dejando sobre una bandeja con papel de horno separados entre sí.
  5. Cuando todos nuestros huesitos estén bañados, los metemos a la nevera por 10 minutos más para que endurezca el chocolate. 

El siguiente paso... ¡A disfrutar!

¡Compártelo!