¿Cómo comer con fibromialgia? | Dietista en Vigo

Publicado: 06 de mayo de 2022, 15:11
  1. Noticias
¿Cómo comer con fibromialgia? | Dietista en Vigo

La fibromialgia es una patología caracterizada por la aparición de dolor a nivel muscular. Es la causa más común de un dolor muscular crónico y generalizado. Se trata de una enfermedad desconocida por lo que es complicado encontrar un tratamiento efectivo para mejorar sus síntomas. Sin embargo, a través de la alimentación, llevando una dieta saludable y equilibrada podríamos remitir muchos de sus síntomas. De hecho, es probable que la fibromialgia, como otras enfermedades inflamatorias, tenga su origen en la hiperpermeabilidad intestinal. 

Por esta razón, una alimentación rica en verduras, hierbas y especias, grasas saludables y fibra, y reducida en cereales refinados, productos procesados, azúcares simples y alcohol va a facilitar el proceso antiinflamatorio necesario para revertir los síntomas. 

Recomendaciones Dietéticas para la Fibromialgia

  • Alimentación rica en minerales como el magnesio, el calcio y el potasio, y pobre en sodio (sal).
  • Alimentación rica en antioxidantes: vitamina C, A, E, Selenio, Zinc y fitoquímicos como los flavonoides o la quercetina.
  • Dieta rica en Vitamina D para asegurar la absorción del calcio a nivel intestinal.
  • Consumir Omega-3 por su efecto antiinflamatorio y mejora de los estados de depresión.
  • Consumir alimentos ricos en Beta-carotenos para garantizar un buen estado de las mucosas internas y mejorar su hidratación.
  • Consumir una buena porción de vegetales en cada comida.
  • Consumir frutos secos por su gran aporte de ácidos grasos. 
  • Intentar consumir una porción de proteínas de alto valor biológico en cada comida. 
  • Consumir cereales integrales. 
  • Evitar o reducir el consumo de grasas hidrogenadas y ultraprocesados refinados.

Alimentos que pueden ayudar a aliviar el dolor

  1. Cúrcuma: potente antiinflamatorio y desintoxicante del hígado.
  2. Aguacate: también presenta beneficios antiinflamatorios para nuestra salud. Aporta buenas dosis de las vitaminas E y C, muy antioxidantes.
  3. Rúcula: mejora el buen funcionamiento del hígado. 
  4. Manzanas: su riqueza en quercetina previene la inflamación. 
  5. Ajos: disminuyen las sustancias derivadas de las vías metabólicas inflamatorias y evitan la expresión de genes y proteínas.
  6. Semillas de chía y sésamo molidas: aportan grasas saludables omega-3, con acción antiinflamatoria en el organismo, así como fibras fermentables que alimentan la microbiota intestinal.

Noticias relacionadas

Mantequilla VS. Margarina: ¿Cuál elegir? | Dietista en Vigo

Mantequilla VS. Margarina: ¿Cuál elegir? | Dietista en Vigo

24/01/2023 Noticias
Mantequilla y margarina, no es lo mismo. Antes de decidir cuál de las dos opciones es la mejor, aclaramos que es cada cual.  La mantequilla es la grasa de la leche obtenida a partir del batido de la nata. La mantequilla tradicional se elabora a partir de la crema de la leche, de la que se va
¿Cuáles son los beneficios de consumir semillas vegetales? | Dietista en Vigo

¿Cuáles son los beneficios de consumir semillas vegetales? | Dietista en Vigo

18/01/2023 Noticias
Las semillas son un alimento muy nutritivo que han cogido mayor repercusión en los últimos año. Se trata de un tipo de alimento que, en caso de consumirlo todos los días, podrían equilibrar nuestro niveles de vitaminas y minerales.   Los diferentes tipos de semillas como la chía, el lino o el
Toda la verdad sobre el agua con limón en ayunas | Dietista en Vigo

Toda la verdad sobre el agua con limón en ayunas | Dietista en Vigo

10/01/2023 Noticias
Uno de los mitos o costumbres que más escucho en consulta diariamente es que el agua con limón en ayunas es un gran aliado para bajar de peso. La realidad no es tan simple como parece.  El agua con limón en ayunas no ayuda a bajar de peso ni tibia, ni fría, ni caliente. En algunos casos, si se
12 meses, 12 propósitos | Dietista en Vigo

12 meses, 12 propósitos | Dietista en Vigo

04/01/2023 Noticias
Año nuevo... ¿Vida nueva? Los cambios siempre son buenos, no renuevan y le dan un aire fresco a nuestra vida. Sin embargo, no siempre los afrontamos de la mejor manera. En cuestiones de nutrición y alimentación tenemos perfectamente interiorizada la teoría pero a la hora de llevarla a la práctica